Durante la segunda guerra mundial, parecería contradictorio, un arrebato al sentido común.

Como la nación que persiguió, ejecutó y encerró a miles de homosexuales admitir esta práctica?.

Por que lo hacían? .

Bueno, como cualquier tema, no está exento de especulación, curiosamente, el travestismo es una práctica normal en los carnavales y festividades de la cultura alemana, tanto en hombres como mujeres (Recordar que el travestismo no necesariamente siempre viene de la mano con la homosexualidad a la que los nazis tanto odiaban).

Dicho esto, hay que considerar que los soldados también son humanos, personas comunes con necesidades y gustos.

Ya en la guerra, entre soldados, básicamente no habían mujeres, sólo hombres, lejos de su casa, de sus familias y de sus esposas.

Cuando no estaban combatiendo disfrutaban de tiempo libre, de ocio, más que nada en los primeros años de la guerra, aproximadamente entre 1940 y 1942 en la Francia ocupada por los alemanes y en localidades de Europa oriental (como Ucrania o Rusia) se vivían muchas veces largos periodos de inactividad, los soldados básicamente pasaban sus días haciendo tareas domésticas con sus camaradas, poca actividad militar.

Como método para combatir el aburrimiento, los soldados solían realizar obras teatrales y debido a la ausencia de mujeres los hombres se disfrazaban de estas para llevar a cabo sus papeles, se maquillaban y peinaban, también utilizaban pelucas y ropa interior femenina, la cual era suministrada por el ejército, evidencia de que los altos mandos apoyaban la práctica del travestismo en… “todos” sus fines.

Estos elementos eran dados por lo denominado literalmente “división de la alegría”, un área del ejército especializada en mantener la moral de los soldados.

Pero era el travestismo algo solo con fines teatrales?

Se sabe que en realidad, el travestismo dentro del ejército alemán tenía un par de funciones “extra oficiales”.

Estos soldados estaban años lejos de sus familias, y más o menos la misma cantidad de tiempo sin siquiera hablar con una mujer.

Los travestis eran importantes a la hora de satisfacer las necesidades de los hombres, no precisamente sus necesidades sexuales, sino sus necesidades de apego y afecto femenino, ante sus ojos, sus camaradas disfrazados eran verdaderas mujeres.

Pero, habían travestis homosexuales?

Infobae “Joe Luga cuenta en su autobiografía titulada So bin ich: Bekenntnisse von Inge und Joe (Así soy yo: confesiones de Inge y Joe), cómo fue su experiencia como un soldado alemán homosexual y da cuenta de que existían relaciones con otros compañeros, aunque bajo un estricto ocultamiento para evitar ser perseguido o ejecutado.”

Esto, evidencia que la homosexualidad, el trasvestismo e incluso las personas trans eran algo que si existían en el ejército nazi, y la triste verdad es que tenían que recurrir a la práctica del trasvestismo con una excusa artística para poder ser quienes eran, de forma más o menos libre, sin temor a ser ejecutados.

Anuncios