¿Qué sucede con el magnetismo de los imanes al derretirse?

¿El metal líquido retiene el magnetismo o desaparece?


Se denomina temperatura de Curie a la temperatura límite por la cual un cuerpo ferromagnético pierde su magnetismo, comportándose como un material puramente paramagnético (que no posee magnetismo).

Esta temperatura característica lleva el nombre del físico francés Pierre Curie, que la descubrió en 1895.


Pierre Curie (París, (1859 – 1906) fue un físico francés, pionero en el estudio de la radiactividad y descubridor de la piezoelectricidad, que fue galardonado con el Premio Nobel de Física en 1903 junto con Marie Curie y Antoine Henri Becquerel. Este increíble genio, falleció en 1906 atropellado por un carruaje de varios caballos, en un terrible accidente.


Un imán pierde sus propiedades magnéticas si se somete al hierro a una temperatura superior a los 770° .

Los metales con propiedades magnéticas las pierden al ser calentados. Es la temperatura por encima de la cual un cuerpo ferromagnético abandona su capacidad magnética. A partir de entonces se comporta como un material puramente paramagnético.

En el hierro ocurre a 770º C.

A partir de entonces puede recupera su capacidad magnética si se lo contacta con imanes poderosos o se le somete a un proceso inductivo de saturación magnética.


La histéresis magnética es la tendencia de un material a conservar sus propiedades de atracción magnética en ausencia del estímulo que ha generado el magnetismo de un hierro.

Existen diferentes manifestaciones de este fenómeno de permanencia magnética.
Es interesante detallar que la capacidad magnética se relaciona con la alineación de los electrones en órbitas paralelas: Cuanto mas paralelas sean las órbitas de los electrones, tanto mejor es la capacidad de Histéresis y el poder de atracción del Hierro.
Se ha comprobado que materiales como el Aluminio y el Cobre, colocados en distintos porcentajes en la fundición, mejoran la capacidad de los imanes finales.
Imágenes de cantidad de unidades del tipo denominado imán de neodimio (también conocido como iman NdFeB, NIB (, o Neo) es el tipo de imán de tierras raras. Se utiliza hasta en juegos para niños. Su ingesta puede ocasionar problemas severos de obturación gastro- intestinal.
Actualmente es el imán más extensamente utilizado; se trata de un imán permanente hecho de una aleación de neodimio, hierro y boro, combinados para formar un compuesto que cristaliza en el sistema cristalino tetragonal con la fórmula empírica Nd2 Fe 14 B. Fue desarrollado en 1982 por General Motors y otra compañía.